Adolfo Domínguez diseña la capa que vestirá el "Gaiteiro de la Catedral" en el homenaje diario a las víctimas del COVID-19 de Ourense para el mundo

  • Manuel Baltar visitó esta mañana en compañía de la directora creativa de la firma de moda, Tiziana Domínguez, los talleres de la compañía para conocer los detalles de esta exclusiva prenda que vestirán los músicos que, diariamente, realizarán desde la torre de la catedral este acto que une música, tradición y solidaridad.

Ourense, 25 de junio de 2020.- La empresa ourensana Adolfo Domínguez ha diseñado y confeccionado la capa que vestirá el "Gaiteiro de la Catedral" de Ourense, que será el símbolo permanente del recuerdo a las víctimas del COVID-19, uniendo música y solidaridad en un acto que se repetirá todos los días del año en la torre de la catedral, desde donde un gaiteiro o una gaiteira interpretarán durante dos minutos una melodía en honor de las víctimas del coronavirus.

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, visitó esta mañana los talleres de la empresa textil ourensana, situados en el polígono de San Cibrao, donde estuvo acompañado por la directora creativa de la empresa, Tiziana Domínguez, quien le explicó los detalles de la capa, 100 % creada y producida en el taller de costura de Adolfo Domínguez. La prenda, diseñada sin enfoque de género para que pueda ser vestida por mujeres y hombres, está realizada 100% de lana negra y fue confeccionada con tejido de archivo de la firma de moda de autor.

Tiziana Domínguez explicó que la prenda reinterpreta las capas tradicionales de los gaiteiros gallegos y está diseñada en dos piezas, siguiendo la creencia de que San Martiño rasgó su capa en dos para entregársela a un mendigo en un día de tormenta. La prenda combina dos colores, rojo y negro, siguiendo la tradición histórica del color de la capa del santo (rojo) y en homenaje y recuerdo de las víctimas del coronavirus (negro). La pieza incluye también elementos icónicos de la marca de moda de autor, como el cuello mao o una fornitura de tipo trenca con capucha hecha en una sola pieza.

Manuel Baltar agradeció a la empresa Adolfo Domínguez "la colaboración con este homenaje y la dedicación del equipo creativo de la empresa, con su máxima responsable al frente, Tiziana Domínguez, porque esta capa, que el Gaiteiro de la Catedral lucirá con orgullo, pasará a formar parte de la historia solidaria de Ourense, como un símbolo que se recordará diariamente, los 365 días del año, cuando el músico toque la gaita desde la torre de la catedral, llevando con su sonido el homenaje por las víctimas del COVID-19 y el reconocimiento a todas las personas que con su esfuerzo y sacrificio tanto han ayudado a la sociedad durante la pandemia", afirma Baltar.

"Innovación, tradición y patrimonio histórico se unen en el acto más sentido y emotivo, que en pocos días celebrará su inicio, para convertirse con el paso de los años en referente social y recuerdo permanente de la crisis más grave que nos ha tocado vivir en estos tiempos", expresa el presidente Baltar.

En los próximos días se conocerá la fecha en la que dará comienzo el homenaje diario del "Gaiteiro de la Catedral", así como la melodía que tocarán diariamente los músicos, y quien será el gaiteiro o gaiteira que realizará la primera interpretación desde la torre de la catedral de Ourense. De esta manera, cada día a las 11.30 horas (en recuerdo del 11 de marzo de 2020, fecha en la OMS declaró la pandemia mundial del coronavirus), ininterrumpidamente durante los 365 días del año, un músico subirá a la torre de la Catedral de San Martiño, situada en el emblemático casco antiguo de la ciudad de Ourense, y desde allí tocará una melodía.

La iniciativa, que se realiza gracias a la colaboración de la Diputación de Ourense, el Obispado de Ourense y Catedral de San Martiño, está abierta a la participación de agrupaciones folclóricas de la provincia de Ourense y gaiteiros de Ourense, del resto de Galicia, de España e internacionales, para mantener diariamente y en el tiempo este homenaje a la unión, la fortaleza, el sacrificio y el trabajo colaborativo de las personas y los pueblos, en favor de la solidaridad, demostrado durante la pandemia del COVID-19.