El Observatorio Económico Ourensán constata que se ralentiza el impacto del COVID-19 en la provincia

 

 

  • "La economía ourensana presenta una mejor evolución en afiliaciones y desempleo que la media gallega y española, tanto respecto al inicio de la crisis como en términos interanuales, mientras que el sector primario ourensano sigue mostrando su fortaleza", afirma Manuel Baltar.

Ourense, 3 de junio de 2020.- El Observatorio Económico Ourensano (OEOu) -iniciativa de la Diputación de Ourense para analizar la situación socio-económica de la provincia- constata en su nuevo estudio sobre el impacto de la crisis del COVID-19 que en estas últimas semanas se ralentiza el impacto de la crisis del coronavirus en la provincia, y que "la economía ourensana presenta una mejor evolución en afiliaciones y desempleo que la media gallega y española, tanto respecto al inicio de la crisis como en términos interanuales, mientras que el sector primario ourensano sigue mostrando su fortaleza", afirma Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense.

Baltar señala como factor importante que el gobierno provincial "pusiera en marcha desde el primer momento el Comité del Día Después para encarar la reactivación económica, de la mano de los empresarios y autónomos, de ahí las ayudas que se impulsaron y que ya están llegando a sus destinatarios, tanto para Pymes, autónomos, trabajadores afectados por ERTEs, ayudas a ayuntamientos, plan de empleabilidad, federaciones, asociaciones..., esto hace que ahora, con la constitución de la comisión "Ourense Futuro", en la que tendrá voz todos los representantes y plataformas que quieran venir a exponer a la Diputación sus planes de futuro para la provincia, podamos ser capaces entre todos de aprobar una hoja de ruta y, de la mano de la sociedad, hacer que Ourense y su provincia pueda conseguir sus retos", expresa el presidente.

El informe señala que en Ourense, los datos de desempleo registrado y de afiliaciones medias del mes de mayo muestran un freno en el deterioro que está produciendo la crisis de la COVID-19 en el mercado laboral. El número de afiliados medios a la Seguridad Social en la provincia de Ourense durante el mes de mayo ascendió a 98.085 (96 afiliados más que en el mes de abril, 3.133 menos desde el inicio de la crisis y 3.496 menos en términos interanuales), lo que supone un descenso del 2,33 % de las afiliaciones en términos intermensuales, del 3,07 % en comparación con el mes de febrero de este mismo año, y un descenso del 3,41 % con respecto al mes de mayo de 2019.

En términos comparativos, la perdida de afiliados en Ourense es menor que la que sufren las economías gallega y española, tanto interanualmente como respecto al inicio de la crisis. Así frente al 3,41 % que descienden las afiliaciones en la provincia, en comparación con las de mayo de 2019, las gallegas disminuyen un 4,13 %, en términos interanuales; y las españolas, un 4,56 % (cuadro A4 y A5). En comparación con las afiliaciones a febrero de este año, el ya mencionado descenso del 3,07 %, pasa a ser de casi medio punto más en Galicia (que pierde el 3,55 % de sus afiliados), mientras que la caída en España durante el mismo período es del 3,61 % (Indicadores A2 y A.3).

Por sectores económicos, el número de afiliaciones supera o iguala el registro del mes de abril en 10 de los 21 sectores. Pero si realizamos el análisis desde el inicio de la crisis, el sector primario y el de las AAPP son los únicos que presentan evoluciones positivas, con crecimientos del 5,24 %, y del 2,66 % (presentando en ambos casos cifras de crecimiento superiores a la gallega y española). En el caso de las cotizaciones del sector primario, Ourense sigue manteniendo su fortaleza relativa. El crecimiento también se produce en términos interanuales con una subida del 5,24 % (por encima de Galicia: 4,67 % y 4,83 %) (tablas A6 y A7).

La pérdida de afiliaciones es especialmente significativa en el Régimen General dentro de las actividades artísticas y recreativas (-18,24 % en comparación con las de febrero) y en la Hostelería (-11,91 %), en ambos casos con pérdidas de cotizantes superiores a la gallega y española (Indicadores A.6 y A7).

En cuanto al régimen de autónomos, el descenso en su número de afiliaciones es significativamente menor al que experimentan los afiliados en el Régimen General (Indicadores A.1, A.2, A.3, A.4 y A5), produciéndose los mayores retrocesos en términos interanuales -dentro de los sectores con más de 500 afiliados provinciales- en Hostelería (-4,17 %), Comercio y Reparación de vehículos (-3,99 %) y Construcción (-2,37 %), aunque en todos ellos con pérdidas de afiliaciones menores a las del Régimen general.

Al igual que con el descenso de las afiliaciones, también se ralentiza la subida de desempleados registrados frente al sufrido en los dos meses anteriores. La cifra de parados en el mes de mayo en la provincia se sitúo en 20.714 desempleados, 25 más que en el mes de abril. El efecto de la crisis en el empleo se muestra al comparar el número de desempleados actuales con los del inicio de la crisis y los existentes hace un año, mostrando en esos crecimientos del 12,6 % frente a los registrados en el mes de febrero y un 14,4 % más en comparación con mayo de 2019. El incremento de paro en términos interanuales también ha sido menor que en Galicia, donde sube un 18,8 % (cuatro puntos y medio más que en Ourense), y que en el conjunto de España (del 25,3 %, más de 10 puntos superior al provincial) (indicadores D1 y D2).

En comparación con el mes de abril, el número de desempleados registrados en la provincia de Ourense se mantiene estable (crecimiento de algo más de una décima) experimentando descenso en los sectores primario (-2,22 %), industrial (-0,25 %) y construcción (-3,17 %), mientras se incrementa en el sector servicios (0,64 %) y en los desempleados sin sector anterior (1,15 %). También en términos de desempleo presenta un mejor comportamiento el sector primario ourensano que el del conjunto de Galicia (Indicador D3).